Parto orgásmico, otra alternativa

Como mi especialidad es entender que la realidad, toda nuestra realidad, puede ser muy distinta a lo que nos han enseñado, en esta ocasión quiero hablaros de otra forma de dar a luz.
Lo habitual en nuestra sociedad es, «educar» a las niñas en la creencia de que el parir es algo doloroso, traumático, angustioso y muy peligroso. Además el sistema se ha encargado de medicalizarlo para poder también sacar beneficios de este acto, que podría ser algo natural, como tantos otros.
Pocas mujeres conocen los mecanismos que hacen que se desencadene un parto, ni siquiera, hasta hace muy poco, se sabía qué era lo que hacía que un niño decidiera nacer en un momento determinado. Actualmente se ha conocido que cuando dentro de los alvéolos pulmonares del bebé, se empieza a segregar la sustancia (surfactante pulmonar), que después le servirá para que con su primera entrada de aire éstos no se colapsen, es  justo el momento en el que bebé se encuentra maduro y preparado para su nacimiento.
Tampoco es conocido que durante el parto se segrega una hormona llamada oxitocina, al igual que durante el orgásmo, que es la encargada de provocar las contracciones uterinas, así como de la subida de la leche.
Esta hormona también es responsable del buen humor, estimula la circulación del esperma y. por otro lado, provoca un aumento de la frecuencia cardiaca, la sudoración de zonas como axilas o ingles. Como respuesta a todo esto el cerebro comienza a segregar endorfinas y encefalinas que son polipéptidos neuromoduladores que producen analgesia y una sensación de bienestar. Existen estudios, también, que la han llegado a relacionar con los lazos afectivos y la fidelidad.
En definitiva, si nuestro cuerpo es capaz de segregar el solito, tan maravillosa sustancia ¿por qué habría que acelerar los partos inyectando oxitocina de forma artificial? ¿No será que de esta forma tenemos controlado el momento del nacimiento y así nos cuadra con los cambios de turnos en los hospitales? ¿Cuándo hemos visto que sea necesario acelerar cualquier proceso en la naturaleza? ¡Nunca! La naturaleza lleva su ritmo perfecto igual que lo lleva nuestro cuerpo.
Cada día son más las mujeres que optan por un parto natural y, yendo un poco más allá, por el maravilloso parto orgásmico que protagoniza la mujer del conocido físico Nassim Haramein.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s