Sida y el negocio del miedo

Bajo mi punto de vista, cualquier cosa que esté ocurriendo es perfecta, es más, ni siquiera perfecta porque esto dejaría un lugar a la imperfección, lo que ocurre, es lo que tiene que ocurrir. Es por eso que, ante todo, dejo claro que esta entrada es más informativa que calificativa.

Entre la mayoría de la población es poco percibido el adoctrinamiento que el ser humano está sufriendo en diferentes campos. Uno de estos campos es la salud. El enfrentamiento entre seres humanos y la falta de criterio propio, son los mejores abonos para que este adoctrinamiento se produzca. Además, a través de los medios de comunicación la manipulación está servida.

Estos medios utilizan como fuente para noticias de salud y medicina las publicaciones científicas. Lo que no es conocido es que estas revistas especializadas también cumplen un papel adoctrinador ya que sus estudios siempre están influenciados por la industria farmacéutica y sufren una censura poco conocida a través del llamado  «peer review»

El tema de la salud es el territorio donde más fácilmente se ejerce el poder, sobre todo cuando entendemos la facilidad con la que se puede obtener ese coacción sobre una población asustada ante la posibilidad de perder la vida.

El Sida, según palabras del investigador Jesús García Blanca, es un montaje intencionado, perpetrado en las entrañas del Imperio, es decir desde determinadas agencias de su Sistema Sanitario: los CDC –Centros para el control de las enfermedades- y el EIS –Servicio de Inteligencia de Enfermedades.

Según sus investigaciones, Jesús García Blanca, en su magnífico libro El rapto de Higea, ha puesto sobre la mesa las siguientes afirmaciones:

-Es mentira que el “SIDA” sea una enfermedad; es un montaje que toma como base problemas de salud reales y conocidos para inventar una falsa pandemia.

-Es mentira que el “VIH” haya sido aislado. Robert Gallo llevó a cabo un fraude intencionado falsificando los resultados obtenidos por su equipo

-Es mentira que los “test del SIDA” sirvan para diagnosticar; todos los “seropositivos” son falsos positivos; es una etiqueta que te introduce en un engranaje destructivo

-Es mentira que los “antivirales” sean tratamientos contra el “SIDA”; son venenos tendencialmente mortales que están produciendo los efectos que posteriormente se atribuyen al “VIH”.

Resulta más que interesante ser capaz de escuchar, con la mente abierta, su espléndida exposición acerca de este tema.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s