Estevia si, pero no cualquiera

A raíz del descubrimiento de que el azúcar es, prácticamente, una sustancia venenosa, han aparecido diferentes edulcorantes artificiales que merece la pena analizar con un poco de detalle.

Existen cinco sustitutos que han sido aprobados para el consumo: sacarina, neotame, acesulfamo de potasio, aspartamo y sucralosa, peligrosos todos ellos, aunque habría que destacar la sucralosa y el aspartamo.

La sucralosa

Este aditivo, relativamente nuevo, se vende bajo el nombre de Splenda® y es básicamente sacarosa desnaturalizada.Su preparación consiste en tratar con cloro la sacarosa, cambiando químicamente la estructura de las moléculas de azúcar a través de la sustitución de tres grupos hidroxilo por tres átomos de cloro. Se ha estudiado en animales y publicado en el Journal of Toxicology and Environmental Health descubriendo los siguientes problemas relacionados con su ingesta:

■Reducción en un 50% de las bacterias intestinales beneficiosas
■Aumento del pH intestinal
■Aumento del peso corporal
■Absorción por células grasas
■Consecuencias en los niveles de P-glicoproteínas (P-gp) de manera significativa, de forma que los medicamentos podrían no ser absorbidos.

También se ha descubierto que la sucralosa es un gran contaminante de aguas superficiales y subterráneas. En muestras de agua tomadas en 19 plantas de tratamiento de agua potable en Estados Unidos, se encontró presencia de sucralosa en 15 de las 19 plantas analizadas. Se podría seguir hablando de los problemas de este aditivo pero de momento podemos dejarlo aquí y pasar a saber un poco más del siguiente.

El aspartamo

El aspartamo es un endulzante artificial creado a partir del ácido aspártico. Este aditivo se vende bajo los nombres comerciales Equal® o NutraSweet®. Existe en miles de productos que utilizamos cotidianamente. Cuando la temperatura de este endulzante excede los 30 grados centígrados, el metanol que contiene se convierte ácido fórmico, veneno que se usa para matar hormigas y que causa acidosis metabólica. El aspartamo es además especialmente peligroso en pacientes diabéticos, pues este ingrediente eleva los niveles de azúcar de la sangre hasta situarlos fuera de control.

Uno de los componentes de Nutrasweet o aspartamo es el ácido aspártico, una potente excitotoxina similar al glutamato. Según ha estudiado el Dr. Blaylock, las excitotoxinas son sustancias que excitan las células cerebrales o neuronas hasta el punto del agotamiento y la muerte.

Afortunadamente, si existe algún endulzante natural que podamos usar y este se llama estevia. La estevia es un potente edulcorante natural sin calorías, que los indios guaranís ya masticaban por su gusto dulce. Las hojas de este arbusto, comidas en crudo o cocinadas, tienen un efecto vasodilatador, diurético y cardiotónico: se dice que regulan los latidos del corazón y que nutren al páncreas y al bazo, ya que contienen carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.

Como edulcorante, la estevia puede consumirse de diversas formas:

Como líquido denso de color oscuro y que es el resultado de hervir las hojas en agua, en esta forma se potencian los sabores de los alimentos a los que la añadamos. Endulza 70 veces más que el azúcar.

Concentrado de Esteviósido: sólo utiliza este principio activo aislado de la planta con lo que aumenta su capacidad de endulzar (200 veces más que el azúcar) pero nos priva del resto de propiedades medicinales de la estevia. Suele venir presentado en forma de polvo blanco.

También puede ser usada directamente, consumiendo las hojas de la planta y aprovechando así todas sus propiedades.

No obstante, diversos fabricantes hacen uso de su nombre para vender sus productos como si fueran stevia pura cuando no lo son y, si acaso, tendrían este componente en su último lugar. La Stevia deja un leve sabor amargo. Esto es dado por el Esteviósido su principal componente, el de más alto valor que es también el que posee las verdaderas propiedades para la salud: consigue que desciendan los triglicéridos, el colesterol y regula la glucemia en  sangre, entre otras propiedades.

En cualquier caso os dejo el testimonio de un agricultor muy valiente, que ha sido capaz de darnos a conocer esta planta, y otras muchas, a pesar de todas las oposiciones que encuentra continuamente. Es posible comprar sus productos en tiendas especializadas y en su propia página dolcarevolucio.cat

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s